Fallece el periodista Hilario López Millán a los 78 años

Fue uno de los pioneros de la prensa del corazón.

El mundo de la comunicación y la copla está de luto por el fallecimiento de Hilario López Millán, uno de los periodistas más emblemáticos y queridos del género rosa. El comunicador, que nació en la localidad albaceteña de Hellín en 1947, murió este jueves 17 de agosto a los 76 años de edad a causa de una “deshidratación extrema”, según informó su amigo y compañero de profesión Albert Castillón a través de la red social Twitter.

López Millán, que fue uno de los primeros en abordar la actualidad de los famosos en la televisión, la radio y la prensa escrita, deja un gran vacío entre sus seguidores, sus colegas y sus amigos, entre los que se encontraba la inolvidable Rocío Jurado. Comenzó su carrera periodística en los años setenta, cuando se trasladó a Madrid para estudiar Periodismo en la Universidad Complutense.

Allí empezó a colaborar con diversas revistas y diarios, como El Caso, Lecturas o El País. Su pasión por la copla lo llevó a cantar en algunos locales y a grabar varios discos con temas como «La bien pagá» o «Tatuaje». Sin embargo, su gran salto a la fama se produjo en 1991, cuando participó en el programa ‘La Palmera’, dirigido por Xavier Gassió y emitido por TVE. Se trataba de uno de los primeros espacios dedicados a la prensa del corazón, donde López Millán demostró su habilidad para contar las intimidades de los personajes más populares del momento.

Su apoyo a Rocío Carrasco.

A partir de entonces, su presencia se hizo habitual en numerosos programas televisivos del mismo género, como ‘Día a día’, presentado por María Teresa Campos; ‘Sabor a ti’, conducido por Ana Rosa Quintana; o ‘Tela marinera’, liderado por Carolina Ferre. Su estilo cercano, divertido y respetuoso lo convirtió en uno de los colaboradores más apreciados por el público y por sus compañeros. Su trayectoria profesional fue reconocida con el cariño de muchos famosos, especialmente de la tonadillera Rocío Jurado, con quien mantuvo una estrecha amistad hasta su muerte en 2006.

López Millán nunca ocultó su admiración y su afecto por la artista, a quien defendió siempre que pudo. De hecho, su última aparición en televisión fue el año pasado, cuando intervino en el programa ‘Sálvame’ para mostrar su apoyo a Rocío Carrasco, la hija de Jurado, durante la emisión de la serie documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. En esa ocasión, el periodista recordó con nostalgia a su amiga y aseguró que estaría orgullosa de su hija.

Su vida privada.

En los últimos años, López Millán se había alejado de los medios de comunicación para dedicarse al cuidado de su marido Alberto, con quien llevaba casado desde hace 17 años y con quien compartía su vida desde hace 46. Se conocieron en un bar de Madrid y fue amor a primera vista. El periodista siempre habló con naturalidad y orgullo de su relación, que describió como una historia de amor basada en el respeto, la confianza y el cariño.

López Millán era un hombre coqueto, que se teñía el pelo desde los 24 años y que no descartaba hacerse algún retoque estético cuando pasara la pandemia. Sin embargo, también confesó tener miedo a la muerte y al deterioro físico. Su fallecimiento ha causado una gran conmoción entre sus seguidores y sus amigos, que han expresado sus condolencias y sus recuerdos en las redes sociales. Su cuerpo será incinerado este viernes en el tanatorio San Isidro de Madrid y sus cenizas serán esparcidas junto a las de su madre y las de Rocío Jurado. Así lo quiso él. Así lo recordaremos. Descanse en paz.