Carme Chaparro se pronuncia sobre el «polémico» beso de Luis Rubiales a Jenni Hermoso

Carme Chaparro no ha podido ser más contundente.

El domingo 20 de agosto será recordado como una fecha histórica para el deporte español, especialmente para el fútbol femenino. Ese día, la selección española se coronó como campeona del mundo por primera vez en su historia, en una final emocionante y disputada. Las jugadoras españolas, dirigidas por Jorge Vilda, hicieron gala de un juego brillante, solidario y efectivo, que les permitió superar a todos sus rivales.

Sin embargo, la gesta deportiva de las españolas quedó ensombrecida por un hecho lamentable que ha desatado una ola de indignación y repudio en la opinión pública: el beso que Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), le dio a Jennifer Hermoso, una de las estrellas del equipo, sin su consentimiento ni su agrado.

El incidente ocurrió durante la ceremonia de entrega de medallas, cuando Rubiales se acercó a Hermoso y le estampó un beso en la boca, ante la sorpresa y el disgusto de la jugadora, que trató de apartarse. El hecho fue captado por las cámaras de televisión y pronto se hizo viral en las redes sociales, donde miles de usuarios expresaron su rechazo y su condena por lo que consideraron una falta de respeto y una agresión machista.

Muy crítica con lo sucedido.

Entre las voces críticas se encontraba la periodista Carme Chaparro, presentadora de ‘Informativos Telecinco’, que no dudó en denunciar el comportamiento de Rubiales en su perfil de Twitter. Chaparro compartió dos noticias publicadas en sendos periódicos deportivos, en las que se comparaba el beso de Rubiales y Hermoso con el que Iker Casillas y Sara Carbonero protagonizaron en la final del Mundial 2010, cuando eran pareja. La periodista calificó esta comparación de absurda e inapropiada, y escribió: «Comparar el beso deseado de una pareja con el beso impuesto/agresión de un jefe…».

Otros rostros famosos se sumaron a la condena del gesto de Rubiales, como Irene Montero, Ministra de Igualdad en funciones, que pidió la dimisión del presidente de la RFEF por su actitud machista y paternalista. También se pronunciaron varias asociaciones feministas y organizaciones deportivas, que exigieron una disculpa pública y una sanción ejemplar para Rubiales.

También se ha pronunciado la propia Jennifer Hermoso.

La protagonista del incidente, Jennifer Hermoso, también manifestó su malestar por lo ocurrido. En un vídeo obtenido de un directo de la propia Hermoso en el vestuario se ve cómo ésta charla con sus compañeras y con el equipo técnico sobre el beso de Rubiales. Ante los comentarios de estos, la madrileña asegura lo siguiente: «¿Pero qué hago yo? ¡Eh! ¡Pero no me ha gustado!».

No obstante, la delantera de la selección ha preferido restarle importancia al asunto y centrarse en el logro deportivo. Además ha recordado que lo realmente importante es que por primera vez en la historia, la Selección Española de Fútbol femenino ha ganado el mundial. «No se puede dar más vueltas a un gesto de amistad y gratitud. Hemos ganado un Mundial y no vamos a desviarnos de lo importante», sentenció Jennifer Hermoso en declaraciones facilitadas por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF)».